17 de junio de 2011 por vani

Oxímoron

Cuando estudié comunicación soñaba con comunicar lo no dicho,

investigar lo oculto, lo aparente

y así ayudar a entender lo incomprensible,

vislumbrar lo invisible,

poner un poco de luz a una radiante oscuridad.

Creí que iba a poder…

la cercanía más lejana fue La Liga.

Tartagal y un secreto a voces,

niños utilizados políticamente

para dejarlos llenos de nada al día siguiente

Lo volví a intentar.

Riachuelo, villas, inundaciones,

Colony Park, Polo Petroquímico,

enfermedades, casas destruidas,

personas sin hogar sin trabajo,

aborígenes abandonados, desplazados,

aun peor, usados.

Terminé vacía y empecé a mirar,

a entender un juego con reglas macabras,

a no querer este crecimiento negativo,

a acurrucarme en medio de una claridad confusa.

Y dije Basta

Hoy puedo ayudar desde otro lugar,

doy todo y más de mí para que las personas se sientan mejor,

personal trainer, suena ahuecado no?

sin embargo es un hueco sin fondo

lleno de gratificaciones.

Es armonía, bienestar,

es compañía en el camino,

es andar en medio de la locura

pero con una locura tranquila, liviana.

Oxímoron

Periodista, intelectual, culto, inteligente

Personal Trainer, hueco, frívolo, liviano

Sin embargo con el último pude más,

pude dar un pequeño gran paso

hacia lo que creía una utopía.

Nota: prosa poético-delictiva en respuesta a un colega periodista

Compartir enlace:

 

Un comentario a “Oxímoron”

  1. Ana Ferreño dice:

    Muy bueno Vanina!!!
    Leyendo tu nota pensé que para que el Oxímoron sea verdadero y podamos incluírlo es necesario que las ideas que lo integran creen un nuevo significado
    y tu oxímoron lo tiene ,creaste un nuevo significado Siguiendo siempre una misma meta, el hombre y sus necesidades.
    El hombre cuerpo y alma, materia y pensamiento, cuerpo y lenguaje, según cada ideología lo quiera concebir.
    Te acerco este poema para la reflexión.

    Es hielo abrasador

    Francisco de Quevedo
    Es hielo abrasador, es fuego helado,
    es herida que duele y no se siente,
    es un soñado bien, un mal presente,
    es un breve descanso muy cansado.
    Es un descuido que nos da cuidado,
    un cobarde con nombre de valiente,
    un andar solitario entre la gente,
    un amar solamente ser amado.
    Es una libertad encarcelada,
    que dura hasta el postrero paroxismo;
    enfermedad que crece si es curada.
    Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
    ¿Mirad cuál amistad tendrá con nada
    el que en todo es contrario de sí mismo!

    Un beso y seguí buscando en los caminos del alma.

Deja un comentario