17 de junio de 2011 por vani

Oxímoron

Cuando estudié comunicación soñaba con comunicar lo no dicho,

investigar lo oculto, lo aparente

y así ayudar a entender lo incomprensible,

vislumbrar lo invisible,

poner un poco de luz a una radiante oscuridad.

Creí que iba a poder…

la cercanía más lejana fue La Liga.

Tartagal y un secreto a voces,

niños utilizados políticamente

para dejarlos llenos de nada al día siguiente

Lo volví a intentar.

Riachuelo, villas, inundaciones,

Colony Park, Polo Petroquímico,

enfermedades, casas destruidas,

personas sin hogar sin trabajo,

aborígenes abandonados, desplazados,

aun peor, usados.

Terminé vacía y empecé a mirar,

a entender un juego con reglas macabras,

a no querer este crecimiento negativo,

a acurrucarme en medio de una claridad confusa.

Y dije Basta

Hoy puedo ayudar desde otro lugar,

doy todo y más de mí para que las personas se sientan mejor,

personal trainer, suena ahuecado no?

sin embargo es un hueco sin fondo

lleno de gratificaciones.

Es armonía, bienestar,

es compañía en el camino,

es andar en medio de la locura

pero con una locura tranquila, liviana.

Oxímoron

Periodista, intelectual, culto, inteligente

Personal Trainer, hueco, frívolo, liviano

Sin embargo con el último pude más,

pude dar un pequeño gran paso

hacia lo que creía una utopía.

Nota: prosa poético-delictiva en respuesta a un colega periodista